Google Search

domingo, julio 4

lo humedo es parte de esta sueño

la novela mental...mi memoria


A fuerza de ver renacer el horizonte mil veces,
cimitarra, mi luna:
Cicatrices del rayo que graba las lìneas de mis manos
Es fuego a ese mar de madera:
Encender , la involución apropiada, la iluminación, entonces la visiòn.
Son las huellas de mis manos
Y si el cielo con su humor celeste, en un sentimiento de advertencia me prepara, a la esperanza, un bello veneno, en la novela mental, mi memoria:
Al silencio de esta nave, que por aguas dulces y saladas,
Entra a la manera que Conrad penetra en el corazòn de las tinieblas
A una jaula de cristal de pilares otomanos

Sumergida en el mar
Navegando de ninguna manera, salvando solo recuerdos
Que como fotografias lanzadas al mar, hacen mosaicos a las olas
Magnètica esperanza de los desesperados
Eres una diosa mirando a fuerza de ver
Tu silencio vive en la lentitud del tiempo:
Aquel que encuentra entre edificios
Imposibles
Voz voz
Voz
La señal un mar de madera
Trayendo la luna como
Una campana rota
Seres escafandrosos
En el fin de mi encierro
La voz busca el oido
Y el silencio miope de la niebla ruega por nosostros
La mujer cambiante y el matador de monstruos
Se sentaron en estas posturas
A dedos de la luz gritando que el tiempo es la verdadera
Justicia
Porque la vida se parece a una bala perdida
Y la verdad debemos producirla: como
Beuys no se contenta sòlo de reconocerla
Somos como el hombre que asierra la rama sobre la que esta sentado

No hay comentarios:

Publicar un comentario