Google Search

martes, noviembre 17

winter


SOLTAR LA CUERDA


Nunca aprendimos a saltar la cuerda.

Mis padres la olvidaronen el bazar de Presidente Errázuriz

dos nueve cero uno.
Al techo del lugar sigue amarrada,

balanceando a mi abuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario