Google Search

miércoles, septiembre 30

El verdadero padre es el padre muerto


Y más allá de lo inconcluso Incluso,
There Are No Hands To Caress My Face
Frente a la fascinación mortal constante:
Estos hombres no darán nada a nadie
Un agujero blanco bombea apenas una mancha
There Are No Hands To Caress My Face
La violencia del deseo está aquí
Liberada de toda dificultad aparente
En final de sesión y psicoanálisis
There Are No Hands To Caress My Face
Mientras celebran la canción
Que Freud enseña a Jung
Y Lacan a escondidas repite:
El verdadero padre es el padre muerto

No hay comentarios:

Publicar un comentario