Google Search

lunes, junio 29

desde aca se ve tu casa


Ahora que busco encuentro
la cantidad precisa para controlar
infinidad de Infinitos.
No me gustan los anaranjados
Prefiero los oscuros
ojalá húmedos y tenebrosos
donde solo además del murmurar de mi cerebro
se escuche como una hormiga lengüetea mi mano
La misma cara
El mismo suelo.

(Del libro Adicción 1999. Antología Orgasmos
Mauricio Torres Paredes

No hay comentarios:

Publicar un comentario